xxxxx

Observa el corto animado Gagarín y contesta las siguientes preguntas:
1. ¿Quién es Gagarín?
2. ¿Qué le llamaba la atención?
3. ¿Qué hacía cuando veía algo volar al su alrededor?
4. ¿Qué hizo un día cuando dos jóvenes jugaban?
5. ¿Cuál fue la experiencia de estar por el aire?
6. Luego hay una transformación ¿En qué consiste?
7. ¿Cuál es el mensaje de este corto animado?
8. ¿Qué importancia tiene las distintas etapas de la vida?
9. Opina sobre aquellos jóvenes que se desesperan por vivir una experiencia ante de tiempo.



Himno de Acevedo Huila

Himno de Acevedo Huila, Autor: Ramón Luna Ramírez

28/9/09

TRISTEZAS

Del río Suaza en arenosa playa
hay un árbol añoso y corpulento
que ya muerto, desnudo y solitario
atalaya parece desde lejos.

Allí vino a posarse, silenciosa,
un ave grande de pausado vuelo,
en una tarde de medrosa calma
cuando el sol daba su postrer aliento.

Por largo rato se quedó observando
de su marcha el trazado derrotero,
y al fin fijó sobre el cristal del río
sus grandes ojos de tristeza llenos.

Yo la observaba con profunda calma
hasta que al fin la interrogué, diciendo:

¿De dónde vienes y por qué tan triste
estás allí mirando hacia lo lejos?...
¿Por qué tus ojos con dolor se inclinan
y parece que escuchas algún eco?...
¿Acaso lágrimas tus ojos vierten
o te place del río su lamento?...
¿Acaso vienes de país remoto
tu nido abandonando y tus afectos?...
¿O en la jornada cazador aleve
de muerte hirió tu dulce compañero?...
¿O fue que él te abandonó y ahora
vagas sin fe los bosques recorriendo?...
¿O crees sentirlo que te busca y llama
o en lontananza te parece verlo?...
¿Por qué no me respondes?...
¿Por qué sigues en tu tristeza,
soledad y duelo?...
¡Ah... cuan iguales son, ave afligida,
nuestra desolación, nuestro tormento!

Yo también soy un ave peregrina
que ignoto derrotero voy siguiendo;
en silencio mis quejas exhalando
porque nadie comprende mi lamento.

Mas también como tú, hallo en mi senda
oasis de esperanzas y sosiego;
sólo que tú inclinas la cabeza
y yo alzo mis ojos a los cielos!

Y en tanto que vagamos por el mundo
portando las tristezas del desierto,
la noche expande pavoroso manto
y el Suaza se lamenta entre su lecho.

ARUL

Acevedo, noviembre de 1950

---

Tomado Con fines Culturales de la PUBLICACION: EL ECO DEL VATICANO No. 695, órgano Oficial de la Diósesis de Garzón Huila, Octubre - Diciembre 1982, Director: Leonidas Ortíz Losada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada